sábado, 14 de abril de 2018

Apertura. "Jaque Mate". (IV/4). Cuchillar del Cerro de los Huertos. Abril 2018



"Cazadores de Hielo". El nombre de una vía mítica de Gredos, tan codiciada como poco  repetida. Veamos qué significa.
Hace unos días, después de abrir una bonita línea en el Cabeza Nevada, recogiendo las cuerdas, Raúl y yo fijamos la vista, de forma simultánea, en el Cuchillar del Cerro de los Huertos, un trazo blanco, fino y continuo, lo surcaba de arriba a abajo cual tajo de cuchillo, ese día ya teníamos nuestra presa en el zurrón, pero los buenos cazadores, en cada cacería, marcan los rastros de nuevas piezas.

Hacia allí nos dirigimos ahora, cargados de munición e ilusión.
Una nueva nevada, caída está semana, nos va a dificultar la aproximación, desde la Laguna Grande debemos remontar casi 500 metros, primero por la Canal de los Geógrafos y luego por un ramal que, por su derecha, enfila hacia la base del Risco Moreno. La nieve no está en su mejor estado y dificulta el avance, la helada nocturna ha sido muy débil creando una mínima e incómoda costra, uf!, se respira  cierta sombra de duda respecto a si hemos elegido bien el día de la batida.
Nos equipamos poco antes del fin de la canal y dejamos un depósito con el material que no vamos a utilizar.

Es llegar al collado de la Punta Esperanza y disiparse todas las incertidumbres, la vertiente  noroeste del Cuchillar, con El Gargantón a sus pies, es sombría y fría. Mantiene el hielo a la perfección y la nieve está en mejores condiciones, descendemos unos metros para ampliar la perspectiva y encontramos la presa que perseguíamos. Una línea rebosante de hielo dibujada en la pared de roca oscura. Aquí está, no se ha movido del lugar donde la vimos, agazapada, esperándonos. Empieza una nueva cacería.

L1: 50 m/4
Comienza en un muro de 15 metros a 85° de muy buen hielo en el que entran las herramientas a la perfección. Dos tornillos muy solventes de inicio. Después el hielo pierde grosor y un par de metros a 90° donde hay que salir hacia la izquierda buscando pinchar con confianza, exigen pasos delicados.  Ahora hay que buscar la protección en roca (2 friends). Los últimos metros, a 80°, con otro tornillo a cañón y de nuevo buen hielo, llevan a la reunión, montada con dos friends a la izquierda de la línea.

Acabando el L1

L2. 60 m/4
Un par de friends de inicio para afrontar un resalte de 4 metros a 85°, sigue el hielo, óptimo en todo el largo, durante 15 metros a unos 75°, hasta llegar a una campa de nieve dura a 60° que, con tendencia a la derecha, lleva hasta la aérea arista. Reunión final en la otra vertiente con dos friends en una fisura horizontal.

Campa final del L2

La arista está espectacular, cornisas amenazantes y terreno delicado hasta llegar al rápel, situado unos 20 metros a la derecha respecto a la salida de la vía.

Ahí nos deja el rápel

Tras él, solo nos queda volver por nuestras huellas hasta el refugio y ya, por unas mucho más marcadas, a la Plataforma.
Pieza cobrada, era un jaque dado una semana antes con aquella mirada simultánea, hoy se ha convertido en un jaque mate.

domingo, 8 de abril de 2018

Apertura. "Ocho de Abril". (IV/3/M4+). Cabeza Nevada. Abril 2018


Seguimos buscando ventanas de buen tiempo entre los sucesivos frentes. Calculando con detalle, creemos que aproximaremos y volveremos nevando, pero podremos escalar en buenas condiciones y hoy vamos a acertar.

Llevamos varias opciones en la mochila, cuando crucemos la Portilla del Rey habrá que valorar y decidir.

Larga aproximación en nieve reciente y sin apenas visibilidad en muchos momentos, pero es abrir la vista a Cinco Lagunas y recibir una dosis de optimismo en vena. Por un lado, las nubes dejan por fin paso al sol y por otro, la nieve está dura. El Cabeza Nevada muestra un buen aspecto, no parece muy castigado por las altas temperaturas de los dos días anteriores y nada más asomarnos a su cara oeste, nos deja descubrir una línea de hielo que surca la roca. En sus pasajes más desnudos presenta pequeñas cascadas heladas que ni siquiera llegan a la base de las gulots que les anteceden, pero parecen factibles. Vamos a comprobarlo.

L1: 50 m/3 M4.
Comienza en una mínima cascada de un par de metros verticales que requiere buscar apoyos en roca para superarla. El hielo no es el mejor pero permite traccionar con seguridad. Continúa la gulot con cada vez peor hielo pero permitiendo una buena protección en roca hasta hacer reunión en un ensanchamiento de la línea.

Acabando el L1

L2. 60 m/3 M4.
Corredor a 60° con cortos resaltes a 70° que se va estrechando hasta acabar en una cascada de 3 metros cuya base de nuevo no llega a tocar el suelo. Hay que auparse a ella elevando el crampón izquierdo y haciendo oposición con el pie derecho en la roca. Se sigue del mismo modo otro paso hasta encaramarse definitivamente en ella. Buen hielo para los piolets y protección con friend a la derecha y un tornillo.
Después mixto sobre una placa con hielo muy precario hasta hacer reunión a la derecha con friend y fisurero.

Raúl superada la cascada

L3. 60 m/60°.
Corredor que enfila hacia la arista sin más dificultades que un pequeño resalte al final. Reunión con friends en la otra vertiente en un par de buenas fisuras.

Queda una larga vuelta por nieve bastante pesada. La ventana de buen tiempo va cerrándose y acaba nevando cuando llegamos a Prado Pozas. Hemos acertado hasta el punto de escalar con sol en las escasas cuatro horas en que este se ha dejado ver. Otro gran día descubriendo rincones lejanos de Gredos.

miércoles, 4 de abril de 2018

Aperturas. "Rayona".(IV/5) y "Lauri Invernal". (IV/3+). Este Almanzor. Abril 2018


Es martes y buscamos las flores de los cerezos del Valle del Jerte. Va a ser que no, en Tornavacas nieva, hace un frío que pela y hay que volver a Hoyos donde hemos quedado con Raúl a tomar un café. Estoy cansadillo pues ayer escalé en las Hoyuelas, aún no sé que vía, tal vez la Glauka, con mi ya buen amigo Julio.

Raúl me ha pasado por wasa una prometedora foto de un posible vión del que me habló hace tiempo, en la Este del Almanzor, parece formadísimo, pero la meteo está muy delicada para mañana y lo peor de todo, a partir de pasado viene calor y será demasiado tarde.

El café y una decisión, escalaremos por la tarde, parece más estable que la mañana y evitamos la radiación de las primeras horas del día en esa parte de la pared.

A las 11:30 partimos de la Plataforma y 3 horas más tarde estamos bajo el espectáculo de hielo más hermoso que han visto mis ojos. Una columna helada que, vertical, asciende hasta perderse en la niebla.

Así se ve la pared

Comienza a nevar mientras hacemos la reunión inicial.

Rayona. 200 m. IV/5

L1. 60 m./5. Cascada a 85° con 2 secciones de 10 metros a 90° y una de 2 metros extraplomada.
Buena protección en roca con friends y fisureros, además dejamos un clavo que protege el paso clave y los tornillos también hacen bien su trabajo. Reunión a la derecha con friend y fisurero. El largo es siempre mantenido y de una enorme calidad.

La cascada del L1

Condiciones escocesas

Llegando a la R1

L2. 60 m./2+. 65° con algun corto resalte.
L3. 80 m. 60°. Ensamble.

Increíble vía, perfecta, elegante y sobria. Surca la pared rectilínea, del modo más directo posible. Y aquí, a la vista de todo el que sube o baja por la canal del Crampón.

Croquis de "Rayona"

Yo estoy más que satisfecho, pero Raúl sugiere y soy un hombre fácil, aún quedan 3 horas de luz y, a la derecha de la traza realizada, está una vía de roca, la Lauri, que, en estas condiciones, presumimos que puede ser una preciosidad para escalarla en piolet tracción. Vamos a ello.
Tras rapelar, hacemos la R0 unos 50 metros a la derecha de la de nuestra primera aventura del día.

Lauri invernal. 200 m. IV/3+

L1. 60 m./3. Sucesión de resaltes de hielo entre grandes bloques. Se protege en roca y hielo. Reunión a la derecha con friends.
L2. 60 m./3+. Resaltes más largos y verticales y alguna sección de mixto. Se protege como el anterior. Reunión en un bloque ya en el hombro con cordino y fisurero.

Raúl, visto desde la R1.....

......y yo, en la R1.

L3. 80 m./ 55°. Por el hombro primero a su derecha y luego en arista aérea hasta la cumbre. Ensamble.

Croquis de "Lauri invernal"

Por fin deja de nevar e incluso el sol del atardecer hace un intento por abrirse paso entre las nubes, la magia del escenario es increíble, la cumbre del Almanzor está tan cargada que se muestra irreconocible.

Contentos y helados

Debemos emprender rápidamente el descenso pues la noche se nos echa encima y tanto el destrepe y la travesía de las Canales Oscuras, como la Portilla del Crampón, están bastante delicados. Con cuidado, los superamos y ya con noche cerrada, llegamos a la Laguna Grande. El cielo se ha despejado y las estrellas son testigos de nuestra vuelta a la Plataforma, caminamos en soledad con la ilusión de haber abierto dos vías que creemos que se convertirán en grandes clásicas.

Trazado de las líneas desde la base

lunes, 2 de abril de 2018

"Martelli Column". (IV/3+). Hoyuela Superior. Abril 2018



Hace algo menos de dos meses, Julio tuvo la generosidad de darnos a Raúl Lora y a mí el chivatazo de que una cascada preciosa y sin nombre en Hoya Tiñero estaba en unas condiciones excepcionales.

Al bajar a Béjar, después de escalarla, nos tomamos unas cervezas con él, y comprobé lo gran persona que es, hasta ahí solo le conocía del Facebook y de pasar una vez por su tienda. Tienda sobria y muy recomendable, donde no sólo se compra, también se reciben consejos de un escalador y se comparte montaña.

Desde entonces veníamos planteando escalar juntos y por fin se dio la ocasión.

Quedamos en Hoyos a las 5:30 y a las 6 ya estamos en marcha, con luna llena y sendos mochilones cargados de material e ilusiones.

Llegando a Barrerones observamos que las cumbres del circo están tapadas por las nubes, no preveíamos está circunstancia y confiamos en que la cosa vaya a mejor. Debemos identificar la entrada de la Chauen, vía que llevamos como objetivo, y para ello necesitamos visibilidad.


Va a ser que no. Cruzando la laguna helada hay un instante en que abre y vemos los riscos de las Hoyuelas, pero es un espejismo, en cuestión de minutos se esconden otra vez.

La laguna desde la Canal.

Vamos hacia la nube, encaramos la canal de las Hoyuelas y nos metemos definitivamente en ella.

Ganamos metros abriendo una trabajosa huella hasta que decidimos tirar por un resalte más directo pero más duro.

Pequeño resalte.

Superado, creemos que estamos en la base de la pared.

Visibilidad muy reducida. Un paquetón tremendo enmascara el inicio de las vías, miramos las fotos en el móvil, buscamos ese riñón rocoso que identifica la entrada de la Chauen, uff, qué difícil.

Preparando el material.

Con un "parece que es por aquí" hacemos reunión frente a lo que creemos es el primer largo de la vía. Me armo con todo el material y abordo un resalte. Voy protegiendo bien y llego a una campa. Abre un poco la niebla y veo un corredor a mi derecha que no me cuadra. Lo de arriba parece asequible, demasiado asequible. No me cuadra. Monto un descuelgue lazando un bloque y me bajo.

Ahí queda un cordino y un mosquetón para quien busque material de ocasión.

Decidimos buscar a la derecha, flanqueamos unos cien metros y llego a otra entrada que parece buena, vamos a ir por ella, vía clara parece, ¿su nombre?, ya lo adivinaremos.

Preparo reunión bajo un bloque en una cómoda repisa. Creo que ya por encima de un primer resalte que, de tapado que está, se muestra como una rampa de nieve a 60°.

L1. 40 m. 65°

Remonto un corredor con tendencia a la derecha protegiendo con friends en la roca de su izquierda hasta que se cierra por encima en un resalte vertical y por la derecha en un hombro.

Hago reunión en el muro que delimita el resalte por su derecha triangulando un Camalot 0.5, un fisurero y un clavo.

Sube Julio y valoramos.

El resalte parece duro, desde luego no es un tercero, pero por encima se adivina una gulot que presumiblemente acaba en la arista. No queda otra, hay que ir por ahí.

L2. 45 m./3+

El resalte tiene dos líneas de hielo separadas por una franja de roca. Pruebo por la de la derecha, que es la que tengo encima, meto un buen friend, pero el hielo no es fiable. Esta noche no ha helado y está muy castigado.

Bajo un poco y flanqueo hacia la línea de la izquierda, es más vertical, pero aquí el hielo es bueno.

Subo un par de metros y meto un buen friend a mi izquierda. Dos metros más y un clavo que entra a cañón me da tranquilidad. 85° hasta aquí.

A por ello.

Zoom.

La pendiente relaja un poco y, con tendencia a derechas, enfilo la gulot. Buen hielo para progresar a 70°. Pero no está para tornillos. Tiro para arriba bastantes metros sin meter nada hasta que un providencial bloque me permite emplazar un friend (la traducción queda más que justificada.....). Veo las nubes volar a toda velocidad por la arista, ya está ahí.
Unos metros más a 70° y estoy bajo la cornisa. Otro friend para superarla tranquilo. ¡Estoy!
Bajo un par de metros por la otra vertiente y lazo un bloque para montar reunión.
Mucho viento, comunicación cero, tres tirones de cuerda e intuición.
Poco a poco la cuerda me va diciendo que Julio avanza metros, finalmente aparece en la arista,  con el marco de las cumbres, hoy sí, borrascosas.

Me dice: "pedazo de largo!"

Julio, tras acabar la vía.

Sonreímos satisfechos.

Recogemos las cuerdas. Hay que moverse rápido.

Vamos a volver remontando la arista hasta el Morezón y es una travesía delicada con esta visibilidad.

Flanqueamos la cumbre de la Hoyuela por el sur, luego un tramo de arista y finalmente entramos al Morezón por el norte. Desde allí cómoda bajada, hablando de la vida, arreglando el mundo y ya pensando en próximas excursiones.

El bueno de Julio, siguiendo mi costumbre, había traído poca comida y agua para nuestra salida, ahora nos damos cuenta de que ni la hemos tocado en estas diez intensas horas....
El caso es que no sabemos que vía hemos escalado. Creemos que en la Hoyuela Superior, en su zona central, creo que por ahí anda la Marteli Column, en fin, qué más da, como dice Julio: "¿Te has divertido?", "sí, mucho", pues eso es lo que cuenta.

jueves, 29 de marzo de 2018

"Mendi Gardena"(II/3+) y "Cara Noroeste"(III/3). Contrafuertes del Morezón. Marzo 2018.


Después de quedarnos con las ganas hace cuatro días a causa de una meteorología muy adversa, Yorch y yo volvemos con más ganas que nunca a un pletórico Gredos.
Aproximamos de noche, entre claros de luna y jirones de niebla. A las 8 estamos a pie de vía. Las primeras luces y el estado de la nieve auguran una gran jornada de alpinismo. Nadie por aquí, tan solo la compañía de los 300 metros de pared que nos contemplan un tanto altivos.

L1. 25 m/2. La Mendi se muestra muy tapada y pese a montar la R0 al inicio, tiro todo el primer trozo sin meter seguros. Viendo que ya van 25 metros de cuerda, monto reunión en un bloque para lograr un avance.

La cascada, muy tapada.

L2. 75 m/3. Comienza el hielo, meto un friend a la izquierda y luego protejo ya con tornillos, avanzó metros y constato que la reunión habitual está tapada, sigo, y al no ver nada aparente para hacer una, le digo a Jorge que salga en ensamble, el hielo continúa por encima de la cascada habitual hasta que al fin logro hacer una reu decente a la derecha con el trío tótem, fisu y clavo.

En la R2.
L3. 60 m/2. Le da Jorge por una rampa a 55° de nieve corcho y hielo donde va metiendo tornillos, apura los 60 metros y reúne con los piolets triangulados a un tornillo.

Jorge en la R3.

L4. 25 m/2+. Avanzo como en el anterior largo hasta hacer reunión antes de un resalte con un tornillo y un clavo. Al desbrozar el hielo para meterlo, descubro otro, más viejo que la pana, que refuerza el asunto.

En el L4.
L5. 25 m/3. Afronta Jorge el resalte de hielo a 80° y remonta una rampa a 70° hasta hacer reunión lazando un bloque a la entrada de la gulot Bifida. Refuerza con friend y fisurero. Ha protegido con todo lo que llevábamos pues el largo tenía tema.

Es un gusto con cierta cosilla, estar colgados aquí, casi 300 metros por encima de la laguna helada, solos con el abismo. Pero hay que decidir. La Gulot presenta un buen inicio pero arriba está muy seca, el sol de estos dos últimos días ha castigado a las manchas de hielo que podrían dulcificarla. A nuestra izquierda tenemos un corredor más amable que tiene buena pinta....nos vamos por ahí. 

L6. 60 m/2+. Salgo por buen hielo a 70° y voy protegiendo con friends a mi derecha, llegó a un hombro y el corredor se ensancha y pierde inclinación, meto un tornillo y para arriba, 60° ahora, pero 20 metros sin poder meter nada. Apuro toda la cuerda hasta la arista y encuentro un providencial bloque que me permite lazar un cordino y hacer la última reunión.

Sale Jorge al sol todo sonriente. Estamos cansados y contentos, han sido muchas horas metidos en la pared, recogemos material y bajamos a la Plataforma por la normal del Morezón.

Yorch saliendo arriba.
Vía larga, con enorme ambiente y de dificultad moderada, aborda la pared de modo elegante y directo por su flanco más vulnerable, evitando las dificultades de otras salidas a cima más técnicas.

Nos cuentan después, pues a priori no teníamos referencias, que ya se describió como tal por Carlos Cabeza y su grupo, a finales de los ochenta, cuando salieron por esta variante en su primer intento a la Gulot Bífida.

Gran día, la mejor compañía, y planes para otras salidas que se van gestando mientras volvemos a la civilización.

Satisfechos.

lunes, 19 de marzo de 2018

Apertura "En el Nombre del Padre" (IV/4). Contrafuertes del Morezón. Marzo 2018


Hielo y muchísima nieve. Dicen los más viejos del lugar que pocas veces vieron Gredos así. Casi es primavera pero los frentes apenas dejan ventanas de buen tiempo entre sí, buscamos una, pero esta vez no la vamos a encontrar, condiciones escocesas, de esas que curten, y alpinismo rápido, de ese que no permite ni siquiera hacer fotos.

Recurriré a algún boceto para recrear la escena y a un croquis de aquellos clásicos para describir la vía. Tiene su aquel dibujar en casa viendo nevar por la ventana mientras se llevan los recuerdos al papel.

Aún no son las 5, y aproximamos desde La Plataforma en una noche de frío, viento y soledad, pero con unas esperanzadoras estrellas. A las 7 estamos a pie de vía, primeras luces y Gredos empieza a taparse. Frío, viento y nieve venteada que se mete por todas partes.

Una magnífica cascada marca el inicio de nuestro objetivo. El resto lo dictará la lógica. No tenemos referencia alguna de escaladas en esta zona de la pared así que entramos en terreno de aventura.

Empieza a nevar, ya no dejará de hacerlo.

L1: 60 m/4.
Comienza en una impresionante cascada de 20 m. a 85° formada con el mejor de los hielos, y continúa por una rampa de nieve dura a 70°. Protección con tornillos en la cascada y luego friends a la izquierda. Reunión también a la izquierda con dos friends.


L2: 60 m/ 2+.
Continúa la rampa a 70° hasta una sucesión de pequeños resaltes de hielo que desemboca en una campa a 45°. Reunión con friends en el muro que la delimita por arriba. Protección con tornillos, friends y un fisurero. Ojo que los 60 metros de cuerda se quedan muy justos.

L3: 60 m/55°.
Travesía ascendente hacia la derecha primero y después hacia arriba por un corredor, hasta hacer reunión a la izquierda con tres friends bajo un resalte. Protección con tornillos y friends.

L4: 50 m/3.
Rampa de nieve a 65° que da acceso a un resalte de hielo de 3 m a 85°, se sale de él por una nueva rampa a 60° hasta hacer reunión a la derecha con dos friends. Protección con tornillos y friends.


L5: 50 m/3.
Se inicia con un resalte en hielo de 5 m a 70° que da acceso a una rampa a 50° que gana la arista. Reunión con un friend en un bloque de roca. Protección con friends.

Hemos escalado rápido, sin cruzar más palabras que las meramente técnicas, comunicándonos perfectamente por tirones de cuerda, incluso en una salida de un par de metros a ensamble desde la R2 pues los 60 metros de cuerda deberían haber sido 62.

Llegar al cordal es atroz. El viento casi nos tira y la nieve nos azota con fuerza, la visibilidad se ha reducido muchísimo. Diez grados bajo cero y rachas de 90   km/h, según las tablas - 40°C de sensación térmica.  Hay que bajar rápido, todo lo rápido posible para salir de este medio hostil. Así lo hacemos y en algo menos de una hora estamos de nuevo en la Plataforma.

Luego sabremos que la cascada del primer largo la abrieron en los años noventa Rafa Gómez Menor y José Manuel Palacios, el resto de la vía, con su lógico trazado, es de nuevo cuño, y, por una serie de motivos la bautizamos como "En el Nombre del Padre". 

En los contrafuertes del Morezón bajero.

Linea seguida.

La anécdota. Raúl me comenta, ya en el coche, y después de zamparse la cascada del primer largo con sólo dos tornillos...."el caso es que me ha faltado un tornillo". Le digo: "ya...."

Tiempo total, 6 horas. Sin comer, sin beber, sin fotos, sin paradas. Sin ver a nadie ni siquiera en el aparcamiento. Pero con la mejor compañía y aprendiendo de cada una de las maniobras de Raúl. Aprendiendo a enfrentar las tan mentadas condiciones escocesas.


miércoles, 7 de marzo de 2018

Apertura. "Norte del Risco Negro". (III/4). Marzo 2018



Gredos sepultado por la nieve. Una mínima ventana de buen tiempo. Un montón de ganas para salvar una aproximación muy exigente en nieve sin transformar. E instinto.
Instinto para presumir las buenísimas condiciones encontradas.
Noche de luna para progresar sobre un terreno que se hace irreconocible tapado por el manto blanco. Tras casi cuatro horas llegamos al objetivo del día, el Risco Negro, es abrir la vista a su cara norte y ver dibujada en ella una línea directa y lógica que solo puede estar diseñada por la naturaleza para ser escalada. Raúl ya la tenía fichada, pero nunca la había visto formada hasta este extremo.

Entrando a la vía.
L1. 50 m./4
Comienza en una rampa de nieve a 70° que termina en un muro del que cuelga una pequeña cascada, de unos tres metros, a la que hay que alzarse con buena técnica de pies, superada, se accede a una corta gulot a 85° que desemboca en una nueva rampa de nieve a 70°. Reunión en la pared de la izquierda con dos fisureros pequeños y un clavo. Protección con friends.

Entrando al primer largo.

L2. 60 m./3
Continúa la rampa de nieve a 70° hasta un techo que se supera por su derecha escalando una placa cubierta de buen hielo. Seguidamente el largo alterna rampas de nieve corcho con pequeños resaltes en hielo. Protección con friends y reunión encintando alguno de los bloques cimeros. 60 metros.

Acabando el segundo largo.

Raúl me recibe en la última reunión con la frase:" ¿Un café?" y la taza caliente en la mano, todo un lujo saboreado ya al sol. Unos pasos hasta la cima y acometemos el descenso, destrepamos con cuidado por la cara este hasta donde habíamos dejado el equipo de aproximación, e iniciamos la vuelta hacia la plataforma, de nuevo bastante sacrificada.
Gran día con un gran amigo y el mejor maestro.