sábado, 18 de febrero de 2017

Diedro Esteras Almanzor. (IV/3+). Febrero 2017



Otro nevadón en Gredos, nieve húmeda de la que trasforma rapidísimamente. Y todo parece indicar que el sábado la meteo será buena hasta mediodía. Hay que ir para allí. A ver quien se anima a un viaje express para ir a por el Esteras en el día, hay que salir de Burgos a las dos de la madrugada...Lo propongo.
Un par de carambolas y contacto con Paco, no nos conocemos pero hay buenas vibraciones telefónicas. Pues nada, quedamos el sábado a las dos, ya haremos las presentaciones en el viaje...
A las 5 y media partimos ilusionados de La Plataforma sobre el tremendo paquetón que luce la montaña, nieve dura como la piedra y buen ritmo nos llevan en hora y media hasta el refugio, crampones y para arriba, que ya hay movimiento y el Esteras es muy anhelado por el personal. Subimos como motos y a las 8 y media estamos a pie de vía. Aún así, no somos los primeros. Tenemos una cordada delante de tres escaladores que han dormido en el refugio.
Cogido el turno, nos equipamos tranquilamente.
Con la vía ya libre, montamos reunión a la derecha con un clavo y un fisu, algo más arriba de lo habitual para poder tirar con un largo hasta superar el Diedro.

En la R0.

Voy a por ello. Rampa inicial a 65° que alterna nieve dura y hielo hasta el estrechamiento, protejo a la derecha con un friend y un clavo viejo. Paso clave, hay que salir del encajonamiento del bloque empotrado por la placa de hielo fino de la izquierda, un clavo que encuentro un poco a desmano permite proteger y salgo a la placa con un piolet delicado y la mano en oposición, en el proceso me he de quitar la mochila pues se me quedaba encajada con las estrecheces. Saco el otro piolo y pincho bien más arriba, me calzo la mochila que llevaba colgada y decido tirar para adelante sin meter más seguros pues ahora el hielo, aunque escaso para que muerda un tornillo, ya sí que da confianza. Superado el paso hago reunión con friend y clavo a la derecha.

Al lío.
Pedazo condiciones.
Paso clave.

Placa helada.

Salida del Diedro.

Le da Paco al siguiente largo, rampa de nieve que vira a la izquierda hasta un bonito resalte en hielo de 3 metros a 70°, sobre él, reunión con fisurero, tornillo y los dos piolets. Protege con friends en la barrera rocosa que delimita la canal por su derecha.


Resalte.

R1 desde R2.

Saliendo del resalte.
Decidimos hacer un tercer largo ligeramente al norte de la arista por nieve dura entre bloques hasta que monto reunión en uno de ellos. He metido un par de friends por el camino.

Llegando a la última reunión.
Recogemos cuerda y con un enorme ambiente llegamos a la cima. Foto y a buscar el rápel de bajada.

Cima.
Rapelamos y hacemos el flanqueo sobre las Canales Oscuras con cuidado y de cara a la pared, pues está bastante delicado. Ya relajados, en la Portilla del Crampón, recogemos material y comemos algo.

Flanqueo delicado.

Croquis de la vía realizada.

A bajar toca. Destrepamos el último tramo de la Canal del Crampón y luego, a buen ritmo y con la parada justa para quitarnos los crampones en el refugio, nos plantamos en el coche antes de que llegue el frente...Por los pelos pues empieza a chispear nada más montarnos en él.
Un gran día y un montón de escaladas por hacer juntos, la bajada ha servido para planificar algunas de ellas. Diez horas justas en la montaña crean más lazos de amistad que diez mil en el llano.....Toma frase que me ha salido!




sábado, 11 de febrero de 2017

Apertura en el Puntal del Lobo. "Los Colmillos del Lobo".(IV/4/M5+).Febrero 2017


Tras la última entrada de un frente de suroeste, Gredos está deslumbrante. Ha nevado, llovido y helado. Creemos que las condiciones en Cinco Lagunas pueden ser muy buenas y allí que nos vamos. Elegiremos sobre la marcha.
Viajo cuando el mundo se acuesta para estar en Hoyos del Espino mucho antes de que se levante. Bajo la luz de la luna nos adentramos en el agreste Gredos. Con las mochilas llenas de material e ilusión.
Amanece en Hoya de las Berzas y estamos rodeados de paredes heladas, Raúl las mira como un niño en el escaparate de una juguetería, feliz pero con ese punto de congoja que otorga saber que sólo se puede elegir una.
Miramos y pensamos. ¿ Oye Raúl, y esa pared, qué cima es esa? Puntal del Lobo....Pues tiene buena pinta. Son 400 metros de muro y presentan posibilidades, se ve continuidad en las lenguas blancas y está sin abrir, decisión tomada, nos metemos.
Nos acercamos, nos vestimos de romanos y al lío.
Reunión inicial con 2 friends.
L1. Interesante goulotte a 70° con un hielo y nieve durísima perfectos para traccionar, protege Raúl con friends y apura los 60 metros de las cuerdas para montar reunión bajo una cueva llena de carámbanos, también con un par de friends.

En el primer largo.

L2: se sale de la cueva a su izquierda y se alternan rampas de nieve dura con resaltes en hielo, condiciones perfectas para progresar y algo peores para proteger. De nuevo todo con friends, incluida la nueva reunión. 60 metros.
L3: corredor a 50° en nieve dura con un resalte a 60° en su mitad. Otros 60 metros.

Acabando el tercero.

Hacemos una transición por una pala fácil hasta que de nuevo empiezan las dificultades. Montada la reunión como las anteriores me toca tirar de primero.
L4: corredor que se empina progresivamente hasta un resalte en buen hielo a 75°, protejo con friends a la derecha, después una campa donde hacer reunión lazando un bloque emergente.

Dándole duro.

L5: comienza en una estrecha goulotte a 75° que termina en una placa solo en parte tapizada de hielo. Para continuar, hay que atravesar la placa en horizontal hacia la derecha. Paso duro, M5+, en el que hay que confiar en la adherencia de la punta del crampón sobre la roca y en un piolet anclado a hielo fino y quebradizo. Raúl lo protege con un friend a cañón y un tornillo que llora un poco, aprieta y lo saca.  Así se accede a una segunda goulotte más vertical, 80°, con un hielo óptimo para progresar en la que disfrutamos como enanos. Largo clave de la vía, muy mantenido, que termina en la hoy clásica reunión con dos friends, otra vez apurando los 60 metracos.

Superado el paso clave.

L6: tras unos pasos a la izquierda se afronta un pequeño corredor que termina en un bonito resalte a 80° en buen hielo. Enorme ambiente a esta altura de vía. 50 metros y reunión con lo de siempre.

Protegiendo con friend.


Ambientazo.

Supero la reunión y Raúl me cede el honor de acabar los metros finales de pared y llegar a la antecima.
Parecía que se acababa pero no, hacer cumbre requiere otro pequeño largo trepando un estrecho corredor al que se accede bordeando los bloques cimeros por su izquierda sobre terreno fácil. Es el L7, despliega 50 metros de cuerda.
Estamos en el vértice, espléndidas vistas sobre todo el circo. Tras casi cinco horas y una vía de 400 metros de escalada más 100 de transición, una recompensa admirarlas.

Cumbre!

Al fondo, La Galana.

Recogemos y a bajar. Recorreremos toda la Cuerda de los Barquillos hasta llegar al coche. Muchas horas sin parar y una enorme satisfacción por haber abierto la más larga vía invernal de todo Gredos.
Gracias Raúl por haberme dado la oportunidad!

Croquis de la vía.


domingo, 22 de enero de 2017

Norte Clásica Almanzor. (IV/3/M3). Enero 2017


Una de las grandezas del alpinismo invernal es que una misma vía puede presentar múltiples caras distintas, hasta el punto de que, al repetirla, resulte irreconocible y se disfrute como si fuera nueva.
En este mismo blog está la reseña de esta preciosa clásica de hace 3 años. La que voy a escribir ahora es otro mundo.
He quedado con Jorge a las 2 de la mañana en Aranda. Al pobre cada vez le hago madrugar más, menos mal que duerme mientras conduzco hasta la Plataforma. Son las 5:45 cuando nos ponemos en marcha. Nos preocupan unos centímetros de nieve nueva que cayeron hace un par de días. La noche estrellada precede a un amanecer completamente limpio a muchos grados bajo cero.
Nos ponemos los crampones y arneses en el refugio y encaramos la subida normal al Almanzor hasta donde comienza a estrecharse la Canal del Crampón.
Iniciamos el flanqueo, ya sin huella, que nos conduce al inicio de la vía. Se alternan hielo y nieve polvo venteada.
Sacamos cuerda y nos equipamos. Monto la R0 con un friend y un fisurero a la derecha del resalte inicial que se muestra agresivo con un mixto interesante. Somos los primeros, dos cordadas llegan acto seguido, pero deciden darse la vuelta ante la incertidumbre de una vía tan seca. Solos en la pared.

Primer corredor.
Empieza a darle Jorge y superado el resalte monta reunión a la derecha.

Jorge en la primera reunión.
Desmonto, salgo y supero por la izquierda la reunión para tirar de primero por una sucesión de pequeños resaltes mixtos hasta el muro donde debería estar la parte alta de la cascada. Monto reunión con 3 frie londs.

Superado el largo aseguro a Yorch.

Ahora me toca a mi.
Jorge supera el muro con gran soltura, cinco metros de IV, para entrar en un amplio nevero a 50° por el que progresa hasta montar reunión en un bloque emergente con 2 fisureros. Hago lo propio y llego a su altura.
Encaramos el estrecho corredor que conduce a la brecha cimera, buenas condiciones con nieve dura, hielo y algún mixto, la pendiente en torno a los 55 o 60°. Lo dividimos en 2 largos, el primero para Jorge y el segundo para mi.

Últimos metros.

Objetivo conseguido y por fin al sol. Comenzamos la bajada con un rápel y guardamos cuerda.

Recogemos cuerda.

Superado el flanqueo sobre las Canales Oscuras llegamos a la Portilla del Crampón y bajamos tranquilamente por la canal saboreando la ascensión que hemos realizado.

Al sur, Extremadura.

Sólo nos queda llegar de nuevo al refugio, donde nos quitamos crampones y tras cruzar la laguna helada subir a Barrerones y llegar hasta el coche. Doce horas intensas y de pleno disfrute. Grande Jorge! 

domingo, 8 de enero de 2017

Peña Telera. Gran Diagonal (D-) Enero 2017



Anda el Jorge metido en trepar roca caliente sin madrugar y hacerle caer en la tentación no ha sido fácil. Pero Telera es mucha tela y aunque lleva un mes sin nevar aún mantiene condiciones. Logro engañarle y a las 4 de la mañana (de la noche según él) preparamos las cosas en Piedrafita de Jaca. Vamos a por la Gran Diagonal.
Noche fría y estrellada, a buen ritmo, a las 6 entramos en el cono y nos pertrechamos con toda la artillería.
Enfilamos el corredor a la luz de los frontales, va estrechándose y ganando en pendiente. Sin sacar la cuerda superamos un primer resaltillo en hielo y con las primeras luces llegamos al primer obstáculo serio. Un resalte en mixto donde el hielo comienza a ser escaso y es más bien un IV en roca, su salida, eso sí, permite buena tracción de piolets. Jorge lo resuelve con soltura, anda fino el chaval. Hemos sacado la cuerda y montamos lo justo para superarlo. Ayuda a protegerlo un clavo viejo y por encima hay un cordino para hacer reunión.

Saliendo del primer resalte.

Cuerda a la mochila y a progresar. El corredor tiene un ambiente de libro, alternando pequeños resaltes en mixto con campas a unos 50° hasta que llegamos a un obstáculo bastante notable. Es el segundo en las reseñas, aunque hoy el tema está juguetón y ya llevamos cuatro. Nuevo mixto bastante pelado que es más un IV+ que otra cosa, al menos hay manchas de hielo donde pinchar y abriéndose bien de piernas se puede progresar en oposición. Reitero: Jorge está que se sale, va fino fino el tío.
Saliendo del segundo.

Tras el segundo resalte.

Continúa el corredor

Clavo viejo y friend para proteger y reunión un poco más adelante sobre un bloque emergente.
Cuerda a guardar y para arriba. Llegamos a una cueva en la que sólo falta un bar. Bebemos y comemos algo. La salida por la derecha es fácil pero el resalte de la izquierda le tienta a Jorge que quiere más y más.... así pues por ahí. Corto pero duro pues extraploma algo.

Cueva con vistas.

Y Jorge disfrutándolas.

Más de lo mismo pero ahora con vistas. Progresamos sin cuerda superando el aéreo balcón y el corredor al que se accede tras él. Un resbalón y directos al ibón que nos contempla 800 metros más abajo.
Llegamos a la salida, que se gana tras un último resalte seco. Roca limpia para Jorge!!. Y por fin el sol. Y se agradece pues hace mucho frío.
Toca pensar en la bajada y en si hacer o no cima en Telera. Lo segundo no nos motiva pues lo que queda es un pedregal sin nieve y para lo primero aceptamos encantados el consejo de Xabi, un tipo genial que va con dos clientes, de bajar por el Paso Horizontal.
A ello pues, que no es solo andar.
Tras un destrepe llegamos a la altura del paso. Es una larga horizontal sobre una ladera que da a cortados de 400 metros. Así pues despacito y con buena letra que no caben errores.

Destrepe

En el paso horizontal

No hay lugar al error.

Por fin una tranquila bajada por la canal de Cachivirizas hasta las proximidades del ibón donde nos quitamos crampones. Un poco más y estamos en los coches.

Tranquila bajada por la canal.

Larga actividad y muy muy bonita en una Gran Diagonal algo más picante de lo usual. Y lo mejor, la compañía de Jorge, un gran amigo que me abrió, hace unos años, las puertas de los corredores invernales.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Apertura en La Galana. "Directa Elena" (IV/4/M5). Diciembre 2016


El invierno pasado Raúl Lora, Manuel Alvarez y yo mismo (Santi Callejo), estuvimos en esta preciosa pared, cara noroeste de La Galana, dándole un primer tiento. Por aquel entonces, mientras abríamos unas vías más a la izquierda, intuimos una línea que la surcaba de forma directísima hasta la cima, pero en aquella ocasión, estaba casi completamente seca. Este comienzo de temporada ha sido generoso en Gredos y el 26 de diciembre nos acercamos de nuevo al Circo de Cinco Lagunas. Esta vez va a ser que sí.
A las 5 estamos en marcha desde la plataforma, vemos amanecer ya superada la Canal de los Geógrafos y pasado el Venteadero bajamos hasta el pie de la pared. Hemos ido como motos y son poco más de las ocho.

Amanece cerca del Venteadero.

La sombría vertiente nos recibe con una temperatura claramente negativa ideal para escalar y la línea codiciada se muestra bastante blanca. Está claro, a por ella.
Primer largo: una estrecha goulotte conduce a un techo de roca que hay que superar por su derecha para salir a una rampa de nieve a 50° que desemboca en un nuevo muro que presenta buenas manchas de hielo para progresar, superado, se hace reunión en un bloque que emerge en un una amable campa de nieve. El largo se protege con friends pequeños y un clavo.

Segunda parte del primer largo.

Después se hace una transición por la campa hasta el inicio de un muro muy vertical en cuya base se monta reunión.
El muro no permite ver más que su inicio, tres metros verticales sin apenas hielo que se superan gancheando con los piolets en roca y metiendo la punta de los crampones en mínimas fisuras, después ya aparece una nieve corcho muy fina y algo de hielo por el que progresar siempre en terreno muy vertical. Ahí se ha metido Raúl con lo memorizado en la vista desde abajo de la pared, mientras va al lío comenta: "esto va a ser como cuando en el colegio decíamos: va a haber pelea...." Con su técnica impecable va superando las dificultades y sobre todo la precariedad con que se pueden proteger, un par de friends y un clavo en todo su recorrido. Largo clave de la vía, de M5 y IV o IV+ en hielo.  Reunión arriba con clavo y friend.
Superado el muro inicial del segundo largo

El último largo es una rampa de nieve de unos 60° de pendiente media, colgada sobre el abismo. Tiene un carácter tremendamente alpino. Comienza con nieve dura y tiene un pequeño resalte más vertical en su parte final, este último sector lo encontramos muy cargado de nieve poco asentada que se iba hacia abajo al progresar, lo que le dio un toque de dificultad añadida. Tan solo permitió la protección con un par de friends. El largo desemboca en la misma cima donde nos reciben el sol y unas vistas increíbles.

En la cima.
Con el Almanzor al fondo.
Nos resta bajar por la vía normal disfrutando de un día espléndido para, a las 4 de la tarde, tomar la cerveza de rigor en La Plataforma. Bautizamos la vía como "Directa Elena" y llegamos a la conclusión de que es la más estética de la pared. Su grado: IV/4/M5
Un placer escalar de nuevo junto a estos dos titanes.

Croquis de la vía.